La gigantesca estatua submarina que carga al océano sobre sus hombros

Jason deCaires Taylor está en el negocio de la creación de espacios surrealistas y oníricos, y su última escultura bajo el agua no fue una excepción. El reciente proyecto, bautizado “Ocean Atlas”, lo obligó a sumergirse a 18 metros de profundidad para instalar esta estatua de 60 toneladas que representa a una niña sosteniendo el océano. La obra fue realizada en el mar frente a la costa de Nassau en las Bahamas. Actualmente, la “Ocean Atlas” es la estatua bajo el agua más grande del mundo.

Al igual que el resto de las numerosas esculturas submarinas de Taylor, ésta fue fabricada en base a un cemento especial de pH neutro que permitirá a los organismos de los arrecifes procrearse en su superficie.