ALGUNOS OFICIOS QUE YA NO EXISTEN


El avance tecnológico y el progreso han hecho desaparecer una gran cantidad de oficios habituales en la época de nuestros padres, pero que nuestros hijos no han oído hablar en su vida, aquí hay alguno de ellos;


Farolero

Cuando no existía iluminación eléctrica, el farolero era la persona encargada de encender los faroles de una población y mantenerlos en buen estado.
 Para realizar su trabajo, los faroleros estaban provistos de un chuzo, un pito, una linterna, escalera, alcuza y paños. 

Pipera

Entre los envueltos eran muy habitual encontrar mercadería como; regaliz; pastillas Juanola; pastillas de leche; chicles. Una marca muy conocida era Bazooka; cigarros sueltos; piedras de mechero, tabaco suelto o papel de fumar.


Carbonero

Hace un siglo, en todas las zonas rurales era común ver la figura del carbonero, oficio ahora en vías de extinción, cuyo trabajo consistía en cubrir totalmente enormes pilas de leña con musgo y ramas tiernas, la carbonera. Luego prendía la leña, y dejaba que se quemara durante días. Luego, subía hasta la cima de la pila y pisaba.
Cuando la capa estaba estable y no temblaba, señal de que todo estaba secado y endurecido, abría la pila y obtenía el apreciado combustible. Una gran montaña de carbón.


Operador de Telegráfo

Ni hablar de aquel oficio ya parece lejano, cuando aquel que dominaba el código morse tenia un cómodo empleo con un excelente salario.

Vendedor de velas

Para la iluminación dentro del interior de los hogares, constantemente recorriendo caminos, apostándose en lugares congregados, y ofreciendo la luz a los habitantes.